En un mundo loco, en una noche brillante
CulturaTeatro

Teatro: En este mundo loco, en esta noche brillante

Con dramaturgia de la brasileña Silvia Gómez y con la curación especial de Piel de Lava –creadoras del éxito Petróleo– llega al Estudio Los Vidrios una propuesta más que interesante. Se trata de En este mundo loco, en esta noche brillante, una obra dirigida por Nayla Pose, que formó parte de la primera edición de Temporada Fluorescente, dispositivo de creación transdisciplinar que promueve la creación desde diferentes geografías.

Tierra de Nadie

En este mundo loco, en esta noche brillante cuenta la historia de una vigilante de ruta que tiene una larga noche por delante. Su tarea es vigilar el KM 23, un tramo cercano a un aeropuerto que es tierra de nadie, un territorio donde cada uno está abandonado a su suerte. Acostumbrada y aguerrida por las condiciones de su trabajo, no se sorprende cuando un hombre rapta a una joven y la arrastra hasta un lugar oculto para agredirla sexualmente. Y aunque generalmente no suele meterse en lo que ocurre por fuera de su área de vigilancia, algo de esa noche es diferente.

En este mundo loco, en esta noch brillante

Diana –si es que ese es su verdadero nombre– intentará ayudar a la joven que vio ser raptada. No es fácil: cuando llega a donde está, lastimada y delirante, se niega rotundamente a recibir ayuda. Pero Diana no desiste, sabe que dejar a la joven a su suerte no es una opción si quiere que permanezca con vida. Menos aun cuando sabe que el agresor prometió regresar y con más hombres. En el KM 23, las posibilidades de sobrevivir son bajas. Sin embargo, las dos harán un esfuerzo impensable para lograr lo único que puede llegar a salvarlas: resistir la noche hasta que un vuelo las pueda rescatar.

Algo de lo breve, algo de lo extraordinario

Esta no es una obra que busque quedarse en un lugar cómodo, de simple y elevada moral. Por el contrario, indaga en la incomodidad intrínseca que genera el encuentro entre una víctima de abuso sexual y una mujer sin ningún tipo de preparación para contenerla. Diana es una mujer fuerte, disciplinada y por momentos agresiva, pero que lleva consigo una ventaja indiscutible: conoce el KM 23 como la palma de su mano. Sabe que esta noche no es algo común. Algo similar a la fe se expande sobre ellas, “algo de lo breve, algo de lo extraordinario”. Irán hasta el límite de sí mismas con tal de sobrevivir.

Por momentos, Diana logra convencernos de que es la directora de todo lo que ocurre, orquestando cada luz, cada sonido, cada diálogo. Sin embargo, los eventos de la noche también la exceden. Deberá ir más allá de todo, aunque parezca un delirio. En sus esfuerzos por mantener viva a la joven, se mezclarán las canciones, los mensajes por la radio, la mitología romana y, por qué no, la posibilidad de que ella ni siquiera sea humana, sino un ser que ha vivido cientos de años. Porque en el KM 23 ocurre de todo, y eso, para ellas, será algo sobre lo cual atrincherarse hasta que llegue la luz del sol.

Las actuaciones de Daniela Flombaum y Carolina Saade impactan y convencen. Su dinámica no es sencilla. De hecho, cambia constantemente, de acuerdo con la capacidad de la joven para procesar su shock y de la vigilante para contenerla. Los cambios abruptos de la trama, sin embargo, no son un obstáculo para ellas. Sobre un mismo escenario las vemos actuar escenas exigentes y drenantes emocionalmente, para luego, por ejemplo, dar lugar a interpretaciones musicales que dejan al público con la boca abierta. En este sentido, el talento de ambas merece un reconocimiento aparte.

En un mundo loco, en una noche brillante: Animarse al margen

Ciertamente, esta no es una obra de teatro sencilla, pero es en su complejidad que logra cautivar a quienes asistimos a verla. No todo es oscuridad en esa dimensión aparte del KM 23. En este mundo loco, en esta noche brillante promete momentos emotivos y sinceros, que hablan de la humanidad y belleza de la que somos capaces, incluso en los peores momentos. Para quienes se animen a acceder a su lado vulnerable, a atestiguar los hechos que ocurren en los márgenes de la cotidianidad, la cita es los domingos de noviembre en el Estudio Los Vidrios, a las 19 h y con entradas vía Alternativa Teatral.

FICHA TÉCNICA

Autoría: Silvia Gomez

Traducción: Carolina Virgüez

Con: Daniela Flombaum, Carolina Saade, Tomas Huberman

Música original: Sebastián Schachtel

Música en vivo: Mateo Monk

Dirección de arte: Paola Delgado

Iluminación: Ricardo Sica

Asistencia de dirección: Tomas Huberman

Prensa: Kevin Melgar (0KM Prensa)

Dirección: Nayla Pose

PH: Créditos Nayla.

Lic. en Artes de la Escritura | Editora en UNDEF Libros

Share: