CulturaDocumental

Free Britney: el movimiento que vela por los derechos de Britney Spears

#freebritney

Después de más de 10 años viviendo como la marioneta de su padre, Jamie Spears, y su abogada, Jodi Montgomery, a través de una tutela legal que pone en peligro su bienestar físico y mental, la princesa del pop da un grito de auxilio y, junto a la ayuda de sus fans, y el movimiento Free Britney, intenta poner fin al infierno que la rodea.

El nombre de Britney Spears comenzó a ser noticia mundialmente estos últimos tiempos. Desde comienzos del 2019, los fans han expresado una gran preocupación con respecto a la vida privada de la artista.

Cancelación y re-programación de conciertos y giras forzadas, entradas y salidas de instituciones mentales, y el comportamiento extraño de la cantante fueron más que pruebas suficientes para sus leales seguidores para dar inicio al #FreeBritney, un movimiento social que tiene como finalidad el liberar a Spears de la tortura que ha estado viviendo y devolverle uno de los derechos más básicos del ser humano: libertad.

Si bien esto comenzó como una “teoría conspiranoica”, término utilizado por familiares de la cantante y cómplices de la tutela, no tardó mucho en saberse el martirio que ha tenido que vivir los últimos años.

Durante la última década, Britney no solo no ha podido hacer uso del dinero que le corresponde de las ganancias de su reconocida discografía, conciertos, merchandising y regalías, sino que tampoco ha sido dueña de ella misma al ser sometida a medicación psiquiátrica que la ha dejado incapaz de ser dueña de sus actos y decisiones, ver a sus hijos y novio en condiciones normales, establecer sus tiempos entre su trabajo y descanso, elegir sus médicos y, sobretodo, le han imposibilitado el derecho a su propio cuerpo al someterla al procedimiento de un dispositivo intrauterino, el DIU, para que no pueda quedar embarazada, y otras negaciones que han sido descubiertas gracias al último testimonio de la artista.

Free Britney

Britney Spears

El movimiento Free Britney

Ante el silencio de la justicia estadounidense y los renumerados llamados a silencio por parte del círculo familiar y laboral, el movimiento Free Britney reunió fuerzas para ser escuchados en los medios de comunicación nacionales e internacionales por medio de manifestaciones, las redes sociales, campañas online y documentales en colaboración con grandes medios como The New York Times, entre los cuales se destacan “Framing Britney Spears” y “The Battle for Britney: Fans, Cash and Conservatorship, para poner al fin un freno.

A partir del pedido de ayuda de los fanáticos y la prensa, varios artistas del rubro, como Cher, Madonna, Christina Aguilera, AJ McLean, Hailey Williams y Halsey, y actores y conductores de televisión, entre los cuales se destacan Oprah Winfrey, Sarah Jessica Parker, Rossie O’Donell, Bella Thorne y Jesse Tyler Ferguson, se han unido para ayudar a que se le de la posibilidad a la cantante de “…Baby One More Time” a defenderse.

A mediados del 2020, el constante activismo de Free Britney y pedido de justicia proveniente de distintos actores sociales dio fruto: se le daría lugar a Britney Spears para pelear por su tutela. Si bien la pelea por su libertad recién comenzó el pasado año, no fue hasta una de sus últimas audiencias públicas, a fines de junio de 2021, que se confirmaron las inhumanas condiciones mencionadas a las que era obligada a vivir Spears detrás de los focos.

Asimismo, no solo estos detalles impactaron a quienes presenciaron la audiencia, sino que también lo hizo el hecho de que también la madre y los hermanos de la artista participaron activamente de ello y, hasta el día de hoy, se mantienen al margen alegando su inocencia y que nunca tuvieron vínculo alguno con Jamie Spears y Jodi Montgomery.

La declaración de la víctima dio paso a que los aliados de su padre y abogada empezaran a abandonar el barco, dejando así sin protección alguna más que hacerle frente al inminente desenlace que todos desean: la revocación de sus puestos como tutores y el enfrentar cargos a partir de los horribles actos arremetidos contra la ex estrella juvenil.

A pasos de bebé, Britney ha logrado ganar pequeñas batallas contra sus enemigos: se le ha otorgado el derecho a elegir su propio abogado, cuyo lugar ha sido ocupado por Matthew Rosengart, un importante ex fiscal federal, también se ha notado una gran actividad en sus redes sociales de su parte y no del equipo de redes contratado por su padre y, por último pero no menos importante, se la ha visto manejando por primera vez sola su vehículo, y en ocasiones con su pareja, y en posesión de celular después de una década sin accesos y permiso a estos.

Pese a que estos son cambios insignificantes para muchos, para la artista y sus fieles seguidores son victorias en un largo camino para ganar la guerra y, con ello, su anhelada libertad.

#FreeBritney

Estudiante de Periodismo en FCECS- USAL.
Lectora empedernida y amante de la cultura japonesa.

Share: