María Izquierdo
HistóricasSociedad

María Izquierdo: entre el arte y la doble opresión

María Cenobia Izquierdo Gutiérrez, o simplemente, María Izquierdo fue una artista mexicana que luchó contra todas las barreras de la doble opresión patriarcal-capitalista. Mujer, divorciada, latina y artista; el divorcio, el desamor y la lucha contra el monopolio de los muralistas Diego Rivera, José Clemente Orozcos y David Alfaro Siqueiros, dejaron en la sombra obras que luego fueron reconocidas a nivel mundial, siendo la primera pintora mexicana en exponer fuera de su país. Falleció en la pobreza y el olvido, el 03 de diciembre de 1955, a causa de una embolia.

Una histórica del arte y de la revolución

María Izquierdo nació en Jalisco – México, el 30 de octubre de 1902. Su padre, Rafael Izquierdo, falleció cuando María tenía 5 años de edad, por lo que su crianza quedó en manos de dos mujeres religiosas y estrictas: su abuela y su tía, hasta que su madre, Isabel Gutiérrez, volvió a casarse. 

María Izquierdo

Autorretrato – María Izquierdo


A la edad de catorce años y persuadida por su familia, María “contrajo” matrimonio con el militar Cándido Posadas y tuvo tres hijos, trasladándose a la ciudad de México en 1921, donde comenzó a tener contacto con un nuevo ambiente cultural que la liberó de sus esquemas familiares conservadores.

Así fue que, luego de 7 años en la capital mexicana, Izquierdo se divorció y posteriormente, ingresó en la Escuela Nacional de Bellas Artes (ENBA), dirigida por Diego Rivera (ex marido de Frida Kahlo), pero la experiencia académica duró poco por el machismo imperante y el descrédito de Rivera a las obras de la artista.

A pesar de la mala experiencia de la artista respecto a la educación formal, su arte siguió en desarrollo y se potenció cuando comenzó una relación con el pintor Rufino Tamayo, con quien compartió durante 4 años, un estudio y técnicas similares e influencias mutuas, desarrollando, también, un estilo pictórico propio y sobresaliendo en el ámbito artístico.

De esta manera, en 1930, 14 óleos de una mujer mexicana se exhiben por primera vez en el Art Center de Nueva York, convirtiéndose en la primera mujer artista mexicana en exponer individualmente en los Estados Unidos.

María Izquierdo: entre el arte y la doble opresión | Rock y Arte - Divulgación Cultural

La tierra, 1945. Oleo / tela 89.3 x 68.3 cm

Por otro lado, una de sus obras fue, paralelamente, incluida en el Metropolitan Museum of Art, en la exposición Artes mexicanas, aunque su auge laboral se vio opacado cuando Tamayo la abandonó por otra mujer.

Para 1936, el poeta francés Antonin Artaud conoció la obra de Izquierdo durante una visita a México y volvió a París con la noticia. Al año siguiente, las obras de María fueron exhibidas en la galería Van den Berg, en París-Francia, y luego en Estados Unidos, Japón, Brasil y la India, entre otros. 

María Izquierdo

María Izquierdo junto a una de sus obras

Luego de su éxito mundial, durante 1945, fue contratada para realizar un mural institucional para contar la historia de México pero fue cancelado a pedido de tres hombres: Siqueiros, Orozco y Rivera, que se refugiaron bajo el discurso de que una mujer no tenía las cualidades necesarias para llevar adelante la tarea. Aunque la censura fue denunciada públicamente, nadie apoyó el reclamo sino que, paradójicamente, Izquierdo fue atacada públicamente.

Ese mismo año, la artista se casó con el pintor Raúl Uribe que la traicionó y se apropió de sus obras, robando su dinero y abandonándola, pobre y enferma, con una parálisis en el lado derecho de su cuerpo.

María Izquierdo siguió pintando sólo con su brazo izquierdo hasta 1955, cuando una embolia le dio fin a su vida. 

Murió en la pobreza y el olvido. Su obra comenzó a ser reconocida en los años 70, aunque la mayoría de ellas se encuentran en el extranjero.

María Izquierdo y la doble opresión

De familia conservadora, divorciada de un militar y engañada por “compañeros” artistas, María percibía una doble opresión de clase y de género, intentando abrirse paso en un ambiente considerado “masculino” que la oprimía en su trabajo diario.

Por sus vivencias, la artista luchó contra el fascismo y a favor del movimiento de la mujer, con una visión diferente al feminismo predominante, lo que la llevó a enfrentarse con Frida Kahlo en 1939 cuando estableció una crítica tajante a las “mujeres feministas intelectualoides” que entorpecen la emancipación de la mujer.

María Izquierdo

María Izquierdo y Frida Kahlo

Su arte la llevó a generar diferentes acciones políticas como subastas de arte, dirección de la exposición itinerante Carteles Revolucionarios Femeninos, organizada por Bellas Artes y la participación en propaganda política bajo la consigna: «Proletario destruye a tus enemigos de clase». 

María Izquierdo se convirtió en una histórica, líder de la emancipación obrera y femenina, declarando que la mujer tenía que dejar de ser un objeto de lujo para transformarse en un factor participativo en la lucha de clases. 

«El primer obstáculo que tiene que vencer la mujer pintora es la vieja creencia de que la mujer sirve sólo para el hogar […] cuando logra convencer a la sociedad que ella también puede crear, se encuentra con una gran muralla de incomprensión formada por la envidia o complejo de superioridad de sus colegas; después vienen los eternos improvisados críticos de arte, que al juzgar la obra de una pintora casi siempre exclaman: ¡Para ser pintura femenina […] no está mal! Como si el color, la línea, los volúmenes, el paisaje o la geografía tuvieran sexo».

María Izquierdo
+ publicaciones

Comunicadora Social en contra de cualquier forma de explotación.

"Lxs cobardes no hacen historia"

Share: