Brittany Murphy
DocumentalCultura

‘What happened, Brittany Murphy?’: la historia detrás del mito

‘What happened, Brittany Murphy?’, la nueva docuserie de HBO Max, dirigida por Cynthia Hill, explora la vida de la famosa actriz Brittany Murphy, y los acontecimientos previos a su polémica muerte.

Desde siempre Brittany supo que quería ser actriz: en un video casero mostrado en el documental, se la ve diciendo que quiere llegar a Broadway, y después de eso, a Hollywood. Efectivamente eso fue lo que sucedió. Ya sea como Tai Frasier en Clueless, Daisy Randone en Girl, Interrupted, o en muchísimas otras películas, la vimos entregar su máximo potencial a la hora de encarnar un personaje. Fue una muy habilidosa y excelente actriz pero -como probablemente sepan muchas de las actrices que pasaron por Hollywood- eso nunca es suficiente en la industria cinematográfica.

Después de su temprano descubrimiento, con apenas catorce años, las exigencias del medio comenzaron a ejercer presión sobre ella: se tiñó de rubio, bajó de peso de una forma alarmante y hasta cambió su estilo de vestir. Tuvo que enfrentarse a un contexto hostil y desalentador desde todas las perspectivas: surgieron en su vida personal muchísimas inseguridades, relacionadas con su imagen; aguantó la mala prensa y las constantes críticas crueles de las revistas y plataformas de chismes, las cuales repetían incesantemente palabras como: anoréxica, bulímica, adicta, histérica.

Sin embargo, el documental nos recuerda que estos hechos no fueron los más difíciles de lidiar para la actriz debido a que su vida empeoró drásticamente cuando conoció a Simon Monjack, con quien terminó casándose en 2007.

Brittany Murphy
Brittany Murphy como Tai Frasier – Clueless (1995)

La pesadilla doméstica de Brittany

Si bien ya se le adjudicaban problemas relacionados con su cuerpo e imagen, después de conocer a Simon éstos se agravaron. El documental nos cuenta, a través del testimonio de distintas personas que rodeaban a la pareja, los estándares enfermizos que Simon le exigía a Brittany.

La aisló de todos; la pareja pasaba sus días encerrados en la casa que compartían –la madre de Brittany, Sharon, también vivía con ellos– y él la llevaba personalmente a cada una de sus actividades. Cuando ella estaba en un rodaje y tenía un descanso, Simon la buscaba y se quedaba a su lado hasta que volvía al set.

Monjack se convirtió en el centro de esa pequeña familia de tres, al punto de que todo debía pasar por su filtro: para comunicarse con Brittany, debían contactarlo a él ya que controlaba su mail, y era el único de los tres con celular propio. Además, no satisfecho con solo ser su marido, se convirtió en su agente y representante –decidiendo qué papeles podía o no aceptar-, chofer e incluso en su maquillador y peluquero durante las producciones.

Cada vez más aislada del resto del mundo, se volvió muy difícil para sus conocidos mantenerse en contacto. En el documental cuentan que decidieron hacerle una intervención y demostrarle que Simon era un estafador: él no era un multimillonario como decía ser y no solo tenía problemas legales a través de todo Estados Unidos sino también una visa vencida; no obstante, Brittany no les creyó. A partir de ese momento, se tornó cada vez más difícil llegar a ella.

En muchas relaciones abusivas y tóxicas, la víctima no es capaz de separarse de su pareja. A veces por miedo; otras por inseguridad. Cada historia es distinta. Pero también sucede que la víctima simplemente no puede reconocerlo: cuando la relación opera sobre esa dinámica tóxica desde hace mucho tiempo, se dificulta la salida del círculo vicioso. El o la afectada no es capaz de ver las señales, las cuales son obvias para quienes están fuera de la relación.

Cuando le hicieron la intervención, Brittany dijo que elegía creer en Simon, aún frente a las pruebas físicas de sus estafas y mentiras. Monjack fue un manipulador, posesivo, y controlador. No alcanzan los adjetivos para describir lo que le hizo a Brittany, la forma en que tomó control de su vida y la manejó a su antojo, como si fuera su muñeca.

Simon Monjack ejerció sobre ella una violencia psicológica que destruyó su autoestima y su personalidad tan vivaz y única. Incluso su adicción a las drogas afectó de forma severa a Brittany y la llevó al consumo. Durante el período previo a su muerte, la actriz fue descrita por varias personas como ida, triste, y en un estado de extrema fragilidad; muy distinta de la Brittany que conocían.

Brittany Murphy, el ocaso de la estrella

El 20 de diciembre de 2009, el 911 recibió una llamada de urgencia: Brittany había colapsado en el baño. Intentaron reanimarla en el momento pero sin resultado; finalmente fue transportada al centro médico Cedars-Sinai, donde, unas horas más tarde, fue declarada muerta.

Brittany Murphy

El circo mediático comenzó al instante: sorprendidos por la muerte de una joven de 32 años, todos querían saber qué había pasado con Brittany Murphy. Un tiempo después, el resultado de la autopsia reveló que la causa de su muerte había sido una neumonía severa. Además, en el reporte figuraron como agravantes la anemia y el exceso de fármacos. Este hecho causó mucha polémica: ¿cómo es posible que una chica de 32 años muera por una neumonía, una enfermedad curable si se la detecta a tiempo?

El problema fue la anemia prolongada de Brittany. Sumado a esto, la actriz venía arrastrando esa neumonía desde, al menos, dos semanas, cuando había vuelto de Puerto Rico. Según las declaraciones de Sharon y Simon, Brittany había tenido síntomas de fiebre, pero nada más que eso. Sin embargo, con los resultados revelados de la autopsia, esta historia se vuelve difícil de creer. En el documental se cuenta que Brittany había hablado acerca de su falta de aire cada vez que subía las escaleras de su casa. A pesar de esto, no fue al médico por decisión de Simon, quien prefería no ir para evitar la mala prensa.

El resultado de la autopsia disparó una red de respuestas que se fueron entretejiendo hasta formar un mito alrededor de la muerte de la actriz: ¿había sido el moho de la casa?, ¿alguien la había envenenado?, ¿su marido la había matado?

Apenas cinco meses después del fallecimiento de Brittany, Simon fue encontrado muerto por causas similares, en la misma casa. Este suceso hizo que las teorías conspirativas se multiplicaran: ¿los había matado alguien más?, ¿podría haber sido Sharon?, ¿estaba embrujada la casa?

‘What happened, Brittany Murphy?’ estrenó el 14 de octubre, y se encuentra disponible en HBO Max.

What happened, Brittany Murphy? ¿Por qué hay que verlo?

El documental de HBO explora todas estas posibilidades, y muestra por qué este es un caso signado por la incertidumbre. No hay una respuesta al misterio, a la pregunta acerca de lo que pasó, pero sí hay hechos que contribuyeron al triste final de Brittany.

Tal vez si algunas cosas no hubiesen sucedido, la historia sería otra. Es difícil, casi imposible, no pensar en esa posibilidad: si Brittany no hubiese conocido a Simon quizás estaría viva hoy en día. Pero su historia es, asimismo, un recordatorio sobre lo que atraviesan las mujeres en esta sociedad: el doble estándar presente en todos los ámbitos, las abundantes relaciones tóxicas y machistas, y las exigencias para el cuerpo de la mujer que continúan en la base de las construcciones sociales.

Redactora | larabuonocore1@gmail.com | + publicaciones

Estudiante de la Licenciatura en Artes de la Escritura.
Un libro en una mano, en la otra un café. Si me cruzás en la calle, seguro estoy leyendo mientras camino.

Share: