Dungeons and Dragons y el Satanic Panic que sigue vigente | Rock y Arte - Divulgación Cultural
PolíticaSociedad

Dungeons and Dragons y el Satanic Panic que sigue vigente

Con el estreno de Stranger Things 4, conocimos al personaje de Eddie Munson, encarnado por el actor británico Joseph Quinn quien, en su rol de estudiante y metalero, formó el Hellfire Club en la preparatoria de Hawkins. Más allá del personaje carismático -que no vamos a poner en discusión- vamos a analizar el papel de Dungeons and Dragons y el satanic panic que hace, un poco más de treinta años, desató la histeria colectiva en la sociedad estadounidense y que, aún hoy, sigue vigente.

Dungeons and Dragons, un juego de rol

Dungeons and Dragons (Calabozos & Dragones) es un juego de rol o RPG que fue creado en el año 1974 por Gary Gygax y Dave Arneson. Si bien en sus comienzos no contaba con un contexto definido, a la hora de adquirirlo se entregaban las reglas del juego y unos vagos ejemplos de cómo iniciar una partida dejando el resto a la libre imaginación de sus jugadores.

Con el paso del tiempo y a medida que el juego cobró mayor popularidad, comenzaron a salir escenarios de campañas que venían acompañados con una historia particular. El escenario más popular fue creado por Ed Greenwood en el año 1985 y se llamó The Forgotten Realms. Debido a la diversidad de sus personajes, lugares y detalles, éste, rápidamente se convirtió en el escenario favorito de los jugadores.

Dungeons and Dragons - Juego de Mesa

Vecna, el poderoso hechicero humano

Vecna, interpretado por Jamie Campbell Bower, no solo es un personaje dentro de Stranger Things 4, sino que existe dentro del escenario del histórico juego de rol y las similitudes, en ambos escenarios retratan las historias y realidades adaptadas a satisfacer las necesidades tanto de la audiencia como la de los jugadores.

En el escenario del juego, Vecna es un poderoso hechicero encarnado por un humano, quien al envejecer, teme su propia mortalidad y con el objetivo de evitarla, busca los secretos sobre cómo controlar la muerte directamente de Orcus, el señor demonio. A medida que Vecna, se hace con todos los conocimientos, comienza a utilizarlos para convertirse en el Lich más poderoso que haya existido y se asegura su inmortalidad, al mismo tiempo que crea su dominio en los reinos.

Cuando Vecna decide retirarse para continuar sus investigaciones, designa a Kas para que éste, se haga cargo de sus dominios y le concede el título de lugarteniente. Kas, quien supo ser fiel a Vecna, pero termina siendo presa de su propia avaricia, lo traiciona y ataca y si bien, el poderoso hechicero humano lo exilia a otro plano de la realidad, no sale ileso del ataque de Kas.

Tras el ataque, el cuerpo de Vecna queda reducido a solo dos partes: su mano izquierda y su ojo izquierdo. Ambas partes corporales contaban con un gran poder que era codiciado por muchos. A pesar de esto, el deseo de inmortalidad y de poder de Vecna era superior y decidió que, el próximo paso sería convertirse en un dios. Pasaban los siglos y Vecna comenzó a contar con muchos seguidores entre nigromantes, seres malvados y magos ambiciosos. Forjó el Libro de la Oscuridad en el cual vuelca todos los conocimientos malignos que ha ganado con el paso del tiempo y que son producto de sus investigaciones.

Dungeons and Dragons - Vecna

Una vez que Vecna asciende al estado de semi-dios, lejos de conformarse, decide avanzar a lo que sería el estado final: convertirse en un dios. Luego de varios fracasos, captura y absorbe la esencia de otro semi-dios y es aquí cuando logra obtener el poder necesario para poder acceder a la ciudad que existe en el centro del multiverso, y desde la que puede ejercer el control total de la realidad.

Cuando Vecna asedia la ciudadela con su ejército, las fuerzas del bien salen a su encuentro con el objetivo de detener al hechicero humano a quien separan de la esencia del otro semi-dios y expulsan de la ciudadela, anotándose un triunfo. Sin embargo, Vecna logró obtener poder para transformarse en un dios menor y obligó a los dioses a reunirse para alterar la naturaleza del multiverso. Esta modificación del multiverso tenía como fin, evitar que otros personajes replicaran los planes de Vecna.

Satanic Panic y Dungeons and Dragons en la sociedad estadounidense de los años 80s

Pensar que el satanic panic o «pánico satánico» que recorrió los Estados Unidos y otros rincones del mundo en la década del 80 y parte de los años 90, ha culminado, es un error, teniendo en cuenta que el mecanismo de infundir miedo en la sociedad tiene como principal aliado a los medios masivos de comunicación. La cultura, sufrió el asedio de los mercenarios del miedo que, con la biblia como principal herramienta cuestionaban e interpelaban a las subculturas de la época.

Tal vez, no sea el terror al ocultismo lo que atemorice a la sociedad occidental actual, pero éste ha sido desplazado por otros miedos que, incluso, siguen vigentes desde hace más de cuarenta años, en un mundo que se presenta más abierto a involucionar que a evolucionar, y cuyos instigadores del miedo, siguen siendo los mismos.

Uno de los casos más relevantes atribuidos a la escalada de satanic panic (pánico satánico) que se propagó de forma mediática en los Estados Unidos estuvo ligado al caso de West Memphis 3, el crimen de tres niños de ocho años que tuvo lugar en West Memphis, en el estado de Arkansas y por el cual fueron encarcelados tres jóvenes: Damien Echols, Jason Baldwin y, Jessey Misskelley. De los tres convictos, solo Echols fue sentenciado a pena de muerte mientras que Baldwin y Misskelley recibieron cadena perpetua. Los tres adolescentes, luego fueron absueltos y liberados tras haber cumplido dieciocho años en prisión.

Durante estos años, en los Estados Unidos se realizaron cerca de doce mil acusaciones, sin evidencias, de abusos rituales relacionados con el satanismo a lo largo y ancho del país que crecieron luego de la publicación del libro, Michelle remembers, escrito por el psiquiatra Lawrence Pazder, quien mediante el uso de un método discutible, ayudaba a sus pacientes a recuperar sus recuerdos «perdidos». En esta oportunidad, la paciente era Michelle Smith, quien lograba recuperar recuerdos escondidos en lo más oculto de su psiquis y relataban un caso de abuso sufrido en el seno de una secta satánica y que, debido a lo traumático, habían sido olvidados.

El pánico al satanismo y a la existencia de sectas se extendió rápidamente y las denuncias estaban estrechamente ligadas con el libro publicado por Pazder. En 1983, se realizaron denuncias a cientos de guarderías infantiles por abusos que, en muchos casos, fueron desestimadas debido a lo absurdo de las acusaciones que vinculaban a brujas que capturaban y secuestraban niños, y a la existencia de un sistema de túneles que interconectaba a todas las guarderías del país. El caso mediático de la guardería, McMartin en el estado de California resultó ser uno de los juicios más costosos de la historia judicial de los Estados Unidos que culminó con todos los acusados absueltos en 1990.

Años más tarde, y durante la presidencia de Donald Trump, hubo lugar para las teorías conspiranoicas de QAnon que alertaban sobre la existencia de una red de pedofilia y trata de personas que utilizaban las pizzerías como pantalla. Esta red estaría conformada por el poder político, periodistas y celebridades. Uno de los portavoces más reconocidos de este grupo de militantes de ultraderecha es el «chamán» de QAnon que participó de la toma del Capitolio y fue condenado a prisión.

Stranger Things 4 en su guión logra recrear el concepto principal del pánico satánico desatado durante los años ochenta cuando Dungeons and Dragons, los videojuegos, el heavy metal y el cine de terror se convirtieron en presas de una sociedad atravesada por la moralidad y el extremismo religioso.

En los últimos meses, y tras la polémica derogación de Roe vs. Wade en los Estados Unidos, la embestida de la extrema derecha contra los derechos reproductivos de las mujeres fue impulsada desde el seno del Congreso con personajes hostiles para con el movimiento de mujeres como Marjorie Taylor-Greene, la congresista republicana amante de las teorías conspirativas, famosa por prestar apoyo a QAnon y por ser negacionista de la masacre de Sandy Hook.

En el marco de los debates sobre el retroceso en materia de la interrupción voluntaria del embarazo, la congresista aseguró que «el diablo le susurraba a las mujeres que debían practicarse un aborto (…)», recurriendo a la burda asociación del culto satánico en relación a la decisión de las mujeres y cuerpos gestantes a decidir sobre sus propios cuerpos.

Sin importar cuantos años pasaron desde los ochenta, podemos concluir que el pánico satánico ha mantenido su vigencia en la sociedad a través de renovadas estrategias y factores de control.

Estudiante de la Lic. en Historia. Melómana. Metalera. Cellista amateur. Lectora apasionada. Espíritu nómade. Amante de los idiomas. Viajera empedernida. Rebelde con causa. Antiespecista. Cazadora de auroras boreales. Troska.

Share: