seaspiracy
DocumentalCultura

Seaspiracy:¿qué hay detrás de la pesca industrial?

De los mismos productores de Cowspiracy (2014), dirigido y protagonizado por Ali Trabizi, un cineasta británico, Seaspiracy: la pesca insostenible profundiza sobre todas las aristas de la pesca comercial. Desde la caza de ballenas hasta la vulneración de derechos humanos, pasando por una serie de testimonios de activistas y científicos, hasta grabar en el lugar de los hechos.

Seaspiracy, el comienzo

Todo inicia como consecuencia de la preocupación que siente Ali Tabrizi por la cantidad de plástico en los mares, por lo que comienza a limpiar las playas del Reino Unido y dona dinero a todas las ONGs posibles. Sin embargo, sucede algo que detona lo que pasará en el resto del documental: la noticia de que Japón volverá a iniciar la caza comercial de ballenas, a pesar de la prohibición internacional que rige desde 1986.

seaspiracyA partir de aquí, el protagonista se introduce en una aventura que tiene como primer destino la ciudad de Taiji, al sur de Japón. Presenciará en primera persona la matanza de delfines y ballenas pequeñas con la excusa de la sobrepesca. Además, se vislumbra que en este mismo “evento”, es donde los grandes acuarios eligen a aquellos delfines que luego serán el entretenimiento de miles de personas. Ya en The Cove (2009), Richard O’Barry, conocido activista estadounidense daba cuenta de esta situación.

El film continuará mostrando una variedad de situaciones que harán foco en los distintos negocios que giran alrededor de la pesca comercial, como lo son la comercialización del atún rojo, la venta de aletas de tiburón a China, los distintos tipos de pesca, las consecuencias en las economías de los países en desarrollo y la violación de los derechos humanos en los barcos pesqueros. Seaspiracy invita a la reflexión sobre lo que está sucediendo con los océanos, y brinda algunas soluciones y respuestas.

Ahora bien, ¿cuál es el impacto de todo esto? Básicamente se modifican los ecosistemas porque hay cambios en la cadena alimentaria. Si, por ejemplo, los tiburones se extinguen, el eslabón dos- los peces que ellos comen- se sobrepoblará y, este se comerá a todo el eslabón tres. Luego, el dos se comerá entre ellos y terminará desapareciendo y, así sucesivamente hasta los microorganismos. Estos cambios afectan incluso a las aves marinas, es decir, que lo que se piensa de forma individual pareciera estar completamente relacionado.

seaspiracyOtro eje del documental es el cuestionamiento a las grandes ONGs que brindan sellos de mariscos sustentables, es decir, que la producción y comercialización de ese producto no implicaría que otras especies marinas fueran asesinadas. De todas maneras, un representante de este tipo de organizaciones afirma que no se puede garantizar aquello que su sello predica y, por lo tanto, el consumidor no puede saber de qué manera ese producto llegó a la góndola. Lo que se descubre es que, para obtener estos sellos las empresas pagan y no se tiene en cuenta si cumplen o no con los requisitos.

Consecuentemente, Ali Trabizi hará una minuciosa búsqueda por los distintos sitios webs de las ONGs más reconocidas contra la lucha con el plástico. Llegará a la conclusión de que ninguna habla de los efectos de la pesca industrial en los océanos y sólo reducen el problema del plástico a los de un solo uso. ¿Por qué se habla de unos y de otros no? ¿Cuál es el motivo que hay detrás de esto? La respuesta es, el conflicto de intereses; solo bastará averiguar quien fundó esas organizaciones o quienes invierten en ellas para saber porque se habla de unos temas y no de otros.

Hay estudios que ratifican lo mencionado. Por un lado, Scientific Reports publicó en marzo del 2018, que el 46% del plástico que se encuentra en la gran isla de basura en el Pacifico Norte, son redes y equipamientos de pesca. Y, por otra parte, según un estudio publicado en The Journal of Science, se puede determinar que solo el 0.03% del plástico que ingresa en los mares, es plástico de un solo uso, es decir, sorbetes, bolsas, etcétera.

seaspiracyEs importante tener en cuenta la conexión que hay entre cada especie, cómo se interrelacionan para mantener la química de los océanos y la atmósfera del planeta. La importancia que tiene la vida marina en el proceso biológico y como permite a los seres humanos poder seguir viviendo.

Un informe de las Naciones Unidas, publicado en 2018, declara que la vida marina ayuda en la retención del carbono y evita que sea liberado a la atmósfera. Además, el 93% del co2 se almacena en los océanos, a partir de la investigación conocida como The Future of Blue Carbon Science.

Los políticos y las grandes organizaciones plantean una pesca sustentable, pero ¿es realmente posible? Según Seaspiracy no hay manera de controlar cómo se pesca, ni existe forma de regular a la industria. La conclusión a la que se arriba es la de dejar de comer peces.

Es por todo lo mencionado, que hay que exigir acciones concretas a los gobiernos y, además, reflexionar sobre las acciones que cada uno como individuo lleva a cabo. Poder decidir conscientemente, teniendo en cuenta todas las partes y optando siempre por un pensamiento crítico. Entender en que todo se relaciona y que todo forma parte de una red de interrelaciones. En consecuencia, lo que afecta a una determinada especie traerá consecuencias en otras y, algunas de ellas pueden ser hasta irreversibles.

Share: