cadaver exquisito
LiteraturaCultura

Cadáver exquisito o el spoiler de una cruda realidad

Cadáver exquisito, la novela escrita y publicada en 2017 por Agustina Bazterrica cada vez cobra más sentido y nos invita a repensar la ficción como una extensión de lo que sucede en el mundo actual. En la matrix, todo está conectado y esta producción literaria es un fiel reflejo de eso.

Cadáver Exquisito y su autora

Agustina María Bazterrica nació en Buenos Aires, en 1974, es Licenciada en Artes de la UBA y nos regala, a través de sus letras, mundos impensados. Entre la realidad y la ficción, esta artista juega haciendo equilibrio como por la cuerda floja sin caer del todo en ninguna. Su última obra es un fiel reflejo de su potencial creativo. Esta escritora contemporánea ya obtuvo varios reconocimientos bien merecidos, aunque todavía no los suficientes. 

Entre los galardones, recibió el Premio Clarín 2017 por su novela “Cadáver exquisito”, que pese al paso del tiempo, pareciera abordar temáticas que se encuentran en vigencia hoy más que nunca. Esta obra se caracteriza por haber construido una sólida narrativa casi apocalíptica que funciona como una evidente crítica al sistema alimentario argentino (y mundial) actual.

Con sus letras, Bazterrica logró configurar una realidad paranormal que toca en lo profundo del tejido social, poniéndolo en tela de juicio y evidenciando ciertos mecanismos sociales de normalización que operan contra la integridad individual.  

Espejito, espejito dime quién es el más exquisito

cadaver

Cadáver Exquisito presenta una distopía en la que el canibalismo es legitimado en gran parte del mundo a causa de un virus que afecta a los animales y resulta mortal para los seres humanos. Ese es un breve resumen de una trama atrapante que no se podría explicar en pocas palabras.

Sin embargo, no se trata de una obra muy extensa, a pesar de su profundidad y del carácter existencialista que la caracteriza.

Este libro es de esos que lees en una sola noche y se te quedan pegaditos en el cuerpo durante muchos días, meses, años. Porque se trata de una obra que se queda acompañándonos, y nos invita a la acción. 

Este libro funciona como una suerte de interpelación directa al lector. Se trata de una novela que incita a la incomodidad porque evidencia los mecanismos de normalización y niveles de deshumanización que llegan a operar en nuestro inconsciente colectivo.

Cadáver Exquisito contiene especismo explícito, y nos presenta desde ese lugar, una realidad tan sensible como ineludible.

En esta distopía tan lejana por su alto contenido de ficción y tan cercana por su alta dosis de realidad, se desarrolla la idea de un canibalismo completamente normalizado. La representación de una nueva forma alimenticia de toda una sociedad, en la que existen mataderos donde unos asesinan a sangre fría a otros para consumirlos. 

Frigoríficos donde se gestan negocios a costa de la vida humana (cualquier parecido con la realidad no es coincidencia) y donde las relaciones políticas y comerciales entre países crecen o se estancan según los acuerdos llevados a cabo. El posicionamiento y poder de cada sociedad se esconden detrás de la brutalidad y se bañan con sangre.

La única diferencia con el mundo que vivimos hoy, es que las reses, esta vez, son humanas y la carne que genera ganancia, es la del “humano no domesticado”. Con estos factores, la escritora nos va insertando en una dinámica comercial y de explotación sin límites, con la que podemos empatizar completamente.

Cuestionar todo

La escritora nos lleva a repensar y cuestionar todo lo establecido. Cadáver Exquisito es la instalación de una nueva imposición filosófica.

Es el disparador de miles de interrogantes ¿En qué lugar quedarían nuestros vínculos y nuestra construcción identitaria si nos convertimos en caníbales?  ¿Qué tipos de explotación entre humanos son tan (o más) violentos que el canibalismo, pero están naturalizados en nuestra sociedad actual? ¿Acaso hay alguna diferencia entre el canibalismo y nuestra alimentación a base de otros animales no humanos? ¿Estamos listos para dar esta discusión?

Cadáver Exquisito vuelve estas reflexiones ineludibles, inevitables, evidentes. 

La crítica la percibe como una novela “Tan brutal como sutil, tan alegórica como realista”. Y hay algo en lo que todos sus lectores coinciden: se trata de una obra no es apta para susceptibles.

Share: