De FanFiction a libro, un fenómeno literario | Rock y Arte - Divulgación Cultural
Club Literario

De FanFiction a libro, un fenómeno literario

Los FanFiction -o ficción de fans- son relatos creados por y para fans a partir de cualquier producto cultural. En los últimos años, estas ficciones lograron un antes y después, un cambio nunca antes visto en la industria de la literatura juvenil.

El mundo de los FanFictions no tiene límite cuando de creatividad se trata: podemos encontrar desde una novela donde los protagonistas son Harry Potter y Draco Malfoy, hasta un relato donde el lector está en una relación sentimental con un integrante de, por ejemplo, 5 Seconds of Summer.  Con el surgimiento de la web y la aparición de las redes y foros, los FanFictions no han hecho más que potenciar la imaginación y entusiasmo de los fanáticos de series, libros, bandas, y hasta mangas, al encontrar un espacio donde plasmar los personajes que tanto aman en situaciones impensables para muchos.

FanFictions y la multiplicidad de plataformas

Ante la creciente demanda, la variedad de plataformas donde publicar FanFictions no para de multiplicarse. Entre las plataformas más conocidas se encuentran la reconocida web Fanfiction.net, AO3, Reddit, Wattpad -la cual, en los últimos años, se convirtió en la más popular-, entre otras. La libertad ofrecida por estos sitios permitió que los fanáticos den rienda suelta a su imaginación y creen situaciones o relaciones amorosas fuera de lo “canon” u oficial del producto transmedia que siguen.

En el caso de obras inspiradas en libros, la saga de Harry Potter cuenta con un alrededor de 958.000 FanFictions. Siguiendo esta línea, se calcula que la saga de Crepúsculo reúne un total de 728.000 relatos en internet. Por otra parte, en los FanFictions realizados a partir de videojuegos predominan las de Final Fantasy con un aproximado de 770.000 en distintas plataformas e idiomas.

La transformación de estos escritos de fans para fans a un fenómeno literario surgió a partir de varios ejemplos donde dichos FanFictions se convirtieron en obras publicadas. Uno de los casos más conocidos es el de la autora de la trilogía de “50 sombras de Grey”, E.L. James, cuya obra nació como un FanFiction de la saga Crepúsculo: “Master of universe”.

FanFiction

James, quien desde joven era fanática de la obra de Stephenie Meyer, decidió intentar darle una oportunidad a su obra al llevarla a una editorial. Esta decisión la llevó a convertirse en el éxito literario más tóxico de los últimos años.

De FanFiction a creadores de historias con fines comerciales

A su vez, este caso permitió que cada vez más aficionados se adentraran al mundo literario profesional con el fin de vender las historias surgidas a partir de su fanatismo.

La posibilidad de que un FanFiction se convierta en un libro no termina, lamentablemente, de ser una buena idea. Novelas juveniles como “After” de Anna Todd – un FanFiction sobre Harry Styles- llevaron a la normalización de las relaciones tóxicas y violentas por parte de los jóvenes lectores y a un consumo masivo descontrolado. Por otra parte, las historias también terminan perjudicando no solo a los mismos artistas sino también, en el caso de las adaptaciones, a las obras originales: un ejemplo reciente es “Still with you” de Lily Del Pilar.

Esta obra -perteneciente, en sus inicios, al mundo FacFiction- utilizó a los integrantes de la banda surcoreana BTS como personajes y tomó términos o títulos de productos audiovisuales de dichos artistas. En consecuencia, su obra ganó reconocimiento y popularidad a costa de desacreditar los contenidos originales: el título de la obra viene de la canción “Still with you” de Jeon Jungkook, miembro de BTS, la cual dejó de aparecer en los resultados de los buscadores para ser reemplazado por esta obra, la cual no da ningún crédito a su verdadero autor.

Es innegable que el FanFiction abrió una puerta para que cualquiera pueda expresarse y crear libremente un relato a partir de algo que ama o sigue y, tal vez, convertirlo en un producto comercial. Sin embargo, eso no lo convierte en una excusa para pasar por arriba a quienes tuvieron primero la idea y trabajaron arduamente para llevarla a cabo.

No es algo malo o “cancelable” crear una situación amorosa entre dos personas que uno admira, o imaginar una relación con el o la cantante o actor o actriz que uno ama, pero sí lo es atropellar la obra original y la integridad de la persona en la que se basan esos FanFiction.

Web | + publicaciones

Estudiante de Periodismo en FCECS- USAL.
Lectora empedernida y amante de la cultura japonesa.

Share:

Deja un comentario

Ir al contenido