Heartstopper-featured
Diversidad & DisidenciasGénero

Heartstopper y Alice Oseman: un viaje literario de ida sin retorno

“Un chico conoce a otro. Los chicos se vuelven amigos. Y luego, se enamoran”, así comienza la premisa del primer volumen de Heartstopper de Alice Oseman, la joven autora británica que revolucionó la literatura juvenil con sus historias caracterizadas por el amplio tratamiento del colectivo LGBTQ+, la salud mental y la diversidad de actores en la sociedad, de una manera nunca antes planteada.

Heartstopper por Alice Oseman

Heartstopper comenzó de la misma manera que le sucede a uno cuando empieza a gustarle alguien: no puede dejar de pensar en ellos y se mantiene haciéndolo porque le hace sentir feliz y emocionado. Así le ocurrió a Alice Oseman, en el año 2016, cuando decidió comenzar a escribir e ilustrar esta historia como una novela gráfica publicada de manera online.

Heartstopper - Alice Oseman

Ya reconocida por su novela debut, Solitaire -la cual publicó a sus 17 años y trata sobre la hermana mayor de uno de los protagonistas y cómo lidia con sus problemas psicológicos- y Radio Silence (publicada el mismo año que comenzó a dibujar a la icónica pareja de adolescente) la joven escritora no podía más con los grandes proyectos que tenía para sus personas y comenzó a poner las manos a trabajar para compartirle al mundo la historia de estos adolescentes.

Heartstopper

Tanto la novela gráfica, como su adaptación de Netflix, la cual trae unos ligeros cambios que no afectan la trama, cuentan la historia de Charlie Spring y Nick Nelson, unos adolescentes ingleses que se conocen asistiendo a una escuela exclusivamente de chicos.

Heartstopper - Charlie Spring

Charlie, un joven risueño y honesto que se define abiertamente homosexual, tuvo y tiene que lidiar con toda la discriminación que le hacen sus pares por ser como es y no intentar esconderse. Este hecho desencadena y visibiliza, a medida que el lector va conociendo más al personaje, algunos problemas psicológicos que afectan su día a día.

Como la otra parte de la dupla está Nick, un carismático rugbier que, gracias al otro adolescente, descubre  más allá de lo que conocía dentro de su círculo de amigos.Además, entiende su propia orientación sexual, la cual termina por definir como bisexual, y logra hacerse valer como una persona ajena y totalmente individual gracias al apoyo y amor de Charlie.

Si bien varias de las temáticas retratadas en la historia ya han sido vista en decenas de productos audiovisuales y literarios previos, ninguna de estas ha sido abordada de la manera en que Alice Oseman lo hizo. A través de una historia que puede llegar a derretir el corazón de hasta el sujeto más amargo, la joven comprendió cómo lidiar con los obstáculos que conlleva contar un relato de ese tipo.

Valiéndose no solo de sus propias experiencias personales, sino también de las de sus conocidos, e incluso de hechos conocidos a nivel mundial, Alice Oseman ha logrado plantearle a la juventud de ahora temas como identidad de género, orientación sexual, desórdenes alimenticios, depresión, ansiedad choques interculturales y étnicos, y hacerle llegar a sus lectores la importancia de sentirse escuchados y orgullosos de quienes son y quienes aspiran a ser.

La historia de Charlie y Nick es una de las tantas que ha decidido compartir al mundo, pero tiene muchas más. Dentro de la misma obra podes encontrarte con personajes como Tara y Darcy, una tierna pareja que no tiene miedo de confirmar que son lesbianas ni hacerle frente a las adversidades.

Heartstopper  - Draw

Elle, una joven trans la cual Oseman le da, por primera vez en muchos autores que han tratado el tema, una buena representación y una excelente personalidad que llega a transmitir sus experiencias y lucha para que acepten y respeten su identidad.

Tao, el mejor amigo de Charlie y quien no solo se muestra como un gran apoyo emocional de su amigo en los momentos más difíciles de su vida sino que, además sirve de representación de todos lo aliados que el colectivo LGBTQ+ puede llegar a tener; y por último Aled, conocido como Isac en la adaptación ya que la autora quiere darle su oportunidad de salir en pantalla con la adaptación de Radio Silence, un joven que representa a las personas dentro del espectro autista y es considerado una de las pocas interpretaciones bien logradas del colectivo.

Por ese motivo, e incontables más, es que Heartstopper y Alice Oseman se han convertido de vital importancia para las jóvenes generaciones actuales, y tal vez las venideras, que se encuentran en su búsqueda de una identidad propia, . Los autores que han logrado que varios colectivos de la sociedad sean escuchados y sean bien representados son pocos, incluso pueden contarse con los dedos de una mano.

El trabajo de Oseman con la adaptación de su novela gráfica es remarcable; la autora se tomó el trabajo de elegir al elenco, supervisar el vestuario y los escenarios para que sean iguales al de sus dibujos, los diálogos, e incluso los pequeñísimos detalles que hacen sentir a los fanáticos de su obra como si del papel saltaran a la pantalla del dispositivo que uno utiliza para maratonear los ocho capítulos que esta primera temporada tuvo para ofrecer.

Todos los amantes de la lectura, e incluso los que no, deberían tomarse un poco de su tiempo libre para sentarse y apreciar las obras de Alice Oseman. Abrir las páginas de sus libros no solo te harán comprender un poco más de las problemáticas que ha vivido uno durante su adolescencia y adultez, o de los que uno ha sido testigo directo, sino que también ayudará a ir más allá de las limitaciones y encontrar a alguien que supo representar correctamente una diversidad de temas de suma importancia.

¿El veredicto final? Buscar más acerca de las obras, comenzar en el orden preestablecido en el Osemaverse, o recorrer un camino propio y por lo que nos llame la atención, dejándonos atrapar por las apasionadas palabras de esta joven autora.

Estudiante de Periodismo en FCECS- USAL.
Lectora empedernida y amante de la cultura japonesa.

Share: