Luis Alberto Spinetta, la leyenda del rock argentino
CulturaMúsica

La leyenda de la música argentina: Luis Alberto Spinetta cumpliría 73 años

Hoy se celebra el aniversario número 73 del nacimiento de uno de los más grandes músicos y compositores argentinos de todos los tiempos: Luis Alberto Spinetta, conocido como «el Flaco». Su legado musical ha dejado una huella indeleble en la cultura argentina, y en honor a él, el 23 de enero se celebra como el Día Nacional del Músico.

“Tu tiempo es hoy”.

“Las almas repudian todo encierro”.

“Deberás crecer sabiendo reír y llorar”.

“Tengo que aprender a volar entre tanta gente de pie”.

Todas estas son frases de Luis Alberto Spinetta, quien hoy hubiera cumplido 73 años.

Nacido el 23 de febrero de 1950, “el Flaco” provino del seno de una familia musical. Su padre, Luis Santiago, que era un cantante de tango, y sus tíos -que trabajaban en Columbia- motivaron su inicio en la música desde muy chico.

Comenzó con su carrera a mediados de los sesenta como miembro fundador de la banda Almendra. Con ellos editó su primer disco homónimo en 1969 y lograron un gran éxito en el país con himnos como Muchacha ojos de papel, Plegaria para un niño dormido y Ana no duerme.

Portada del álbum de Almendra-Spinetta

Con la disolución de la banda en 1970, luego de lanzar Almendra ll, Spinetta formó la banda de rock Pescado Rabioso, con la que editó dos discos: Desatormentándonos y Pescado Rabioso 2. Debido a cuestiones legales, grabó bajo el nombre de este grupo en 1973 uno de los discos más emblemáticos de su carrera como solista: Artaud.

Este disco contó con clásicos como Bajan -que después Cerati incluiría en su disco Amor amarillo-, Todas las hojas son del viento, Cantata de puentes amarillos, entre otras canciones. Además, tuvo una característica única, ya que el empaquetado del vinilo no era cuadrado, sino que tenía una forma irregular.

En este mismo año, después de la separación de Pescado Rabioso, Spinetta fundó la banda Invisible, con la que lanzó tres discos -uno homónimo, Durazno sangrando y El jardín de los presentes– junto a los músicos Machi Rufino y Pomo Lorenzo en bajo y batería, respectivamente. Con este conjunto, Luis Alberto pasó por el primer año de la dictadura militar y atravesó el nacimiento de su primer hijo, Dante.

Para 1979 se da el exitoso regreso de Almendra. Lo que se tenía pensado que sean solo dos recitales para rememorar los viejos tiempos de la década pasada, terminó volviéndose una gira, con el plus de la presentación de un nuevo disco en 1980.

A la par de la reunión tan esperada de Almendra, Spinetta formó otro grupo en simultáneo de gran jerarquía, al cual denominó Spinetta Jade. Con esta formación hizo cuatro discos: Alma de diamante, Los niños que escriben en el cielo, Bajo Belgrano y Madre en años luz. Es también con esta formación que realizó el tan recordado show en el Estadio Obras en conjunto con Serú Girán, liderada por Charly García, uno de los exponentes más importantes del rock nacional en aquel entonces junto a Luis Alberto Spinetta.

Charly García - Luis Alberto Spinetta en concierto

Aparte de estos grandes grupos que “el Flaco” supo conformar, también tuvo sus proyectos solistas, en donde publicó discos muy recordados en la década de los ochenta, como Kamikaze -cuyo lanzamiento fue en los primeros días de abril de 1982, coincidiendo con la guerra de Malvinas-,  Mondo di cromo, Privé y Téster de violencia.

En la década de los ochenta también se planeó un proyecto en conjunto entre Spinetta y Charly para lanzar un disco a dúo, pero lamentablemente nunca se llevó a cabo. Sin embargo, de esta colaboración surgió una canción icónica para ambos artistas: Rezo por vos, que posteriormente sería incluida en el disco Privé de Spinetta.

A pesar de que el proyecto de lanzar un disco junto a Charly no se concretó, Spinetta no se desanimó y en 1986 publicó un álbum con otra gran estrella del rock argentino, Fito Páez, titulado La la la.

En 1991, Spinetta lanzó Pelusón of milk, en el que incluyó una de sus canciones más populares: Seguir viviendo sin tu amor, dedicada a su esposa en ese momento, Patricia Salazar, con quien estuvo casado por casi 20 años y tuvo cuatro hijos: Dante, Catarina, Valentino y Vera.

Su último grupo con el que estuvo hasta fines de la década de los noventa fue Spinetta y los Socios del Desierto, publicando dos discos en estudio: uno homónimo y Los ojos, y dos discos en vivo: Estrelicia MTV Unplugged y San Cristóforo.

En el siglo XXI, el músico publicó varios discos como solista, entre ellos Silver sorgo (2001), Para los árboles (2003), dedicado a María Gabriela Epumer, quien falleció antes de su lanzamiento, Pan (2006) y Un mañana (2008).

El 4 de diciembre de 2009, Luis Alberto Spinetta realizó un histórico recital en el Estadio de Vélez Sarsfield titulado «Spinetta y las bandas eternas». El evento incluyó una revisión de su trayectoria musical, con interpretaciones de canciones icónicas de su carrera, además de la participación de sus bandas más importantes, y de invitados especiales como Charly García, Gustavo Cerati, Ricardo Mollo y Fito Páez.

Luis Alberto Spinetta y Charly García por Martín Bonetto

El legado de Luis Alberto Spinetta

Aunque Luis Alberto Spinetta falleció en 2012 debido a un cáncer, su música y legado continúan presentes en la memoria de sus seguidores y en la cultura argentina. Por eso en 2015 se estableció el Día Nacional del Músico conmemorando su nacimiento, a través de la Ley 27106, que establece que el 23 de enero de cada año se celebra en Argentina en honor a Spinetta.

Desde su fallecimiento, varios discos y materiales inéditos de Luis Alberto Spinetta han sido lanzados al público. Entre ellos se encuentran Los amigos del grupo homónimo, Ya no mires atrás, que incluye canciones grabadas entre 2008 y 2009, y presentaciones en vivo como Artaud en el Teatro Astral de 1973 e Invisible en el Teatro Coliseo de 1975.

En su homenaje, muchas bandas y artistas argentinos también le han rendido tributo con conciertos, discos y presentaciones especiales, como Pedro Aznar, que realizó un recital gratuito en Plaza Italia, Buenos Aires, el cual lanzó posteriormente como un disco en vivo, titulándolo: Puentes amarillos: Aznar celebra la música de Spinetta.

Hoy, en su aniversario número 73, se celebra su vida y su obra, y se recuerdan sus enseñanzas sobre la importancia de seguir creciendo y evolucionando. Sin duda alguna, Luis Alberto Spinetta sigue siendo un ícono de la música argentina y su legado perdura en el tiempo.

Su música sigue siendo escuchada y apreciada por generaciones de seguidores, y su influencia se extiende más allá de las fronteras argentinas. Sin duda, la figura de Luis Alberto Spinetta es un referente importante en la música argentina y su legado continúa vivo en la cultura del país. Por eso mismo, el Día Nacional del Músico es una oportunidad para recordar y celebrar su vida y obra, y honrar su contribución a la música.

Créditos:

Portada: Steven Camacho para Rock y Arte DC.

Fotografía 2: Archivos Clarín

Fotografía 3: Martín Bonetto

Edición/Corrección: Malena Vitale

Share: