princesa
LiteraturaCultura

La princesa montonera: reinventada

Mariana Eva Pérez es politóloga y escritora, también es hija de  desaparecidos. Sus padres, Patricia Roisinblit, embarazada de ocho meses,  y José Manuel Pérez Rojo, militaban en Montoneros cuando en octubre de  1978 fueron secuestrados por un comando de la Fuerza Aérea. Eva tenía solo 15 meses y fue entregada a su familia paterna. 

Diario de una princesa montonera

La autora escribe sobre su condición de hija pero sin golpes bajos y  sin llantos, al contrario. En Diario de una princesa Montonera – 110% de  verdad, Eva relata con un desafiante humor su día a día como “hiji”, es  decir ser hija de desaparecidxs. Es con esta jerga de “hijis”, “militontismo”  que narra sobre el “temita” que no es nada menos que la última dictadura. 

Decir que su obra es literatura en formato de diario no basta, su  obra oscila entre la narrativa, la poesía, los recuerdos, las fotos, su  intimidad, los posteos que reivindican a Victoria Onetto: “Onetto  conducción, por un hijismo mejor”, estos son solo algunos ejemplos de lo  que podemos encontrar únicamente en su blog.

princesa

Diario de una princesa  montonera -110% de verdad, fue editado dos veces, por primera vez en el  2012 por Capital Intelectual y el pasado marzo de este 2021 conoció su  edición final de la mano de la editorial Planeta.

En esta última versión  agrega dos partes donde habla de su vuelta a la Argentina y el juicio por el  secuestro y la desaparición de sus padres, siendo parte de la querella 

Mariana Eva Pérez no es un personaje, aunque a veces lo parece. 

Atravesada por el humor negro, la autora relata las atrocidades que se  vivenciaron en los funestos 70s de la Argentina.

Su historia, su militancia y  su profesión, pero también su humor y su irreverencia le permitieron  darle una bocanada de aire fresco a los discursos de la memoria, no  banalizando el temita, sino explorando el dolor con otros lenguajes.

Share: