tecnología
SociedadTecnología

Tecnología y mujeres en Govtech: hacia ecosistema inclusivo en la transformación tecnológica

El 2020 dejó al descubierto que las herramientas con las que cuentan los gobiernos de los distintos países del mundo son soluciones tradicionales, insuficientes e ineficientes para abordar los problemas cada vez más complejos surgidos en los últimos años, incluso dentro del ámbito de la tecnología. La pandemia es una de las grandes consecuencias que se pueden evidenciar; sin embargo, no es la única.

Contaminación, falta de datos sobre los gases emitidos por las grandes industrias, inacción en planes de reforestación en las grandes ciudades y el uso desmesurado de recursos son solo algunas de las cuestiones que los gobiernos tienen que atender de manera ágil y eficiente. En este sentido, adoptar nuevas herramientas es imprescindible.

Tecnología y mujeres

Hace algunos años, comenzaron a surgir en el continente latinoamericano startups o emprendimientos de base tecnológica llamados GovTech, cuyo fin es acompañar a las administraciones públicas en su proceso de transformación digital. A través del desarrollo de herramientas de gestión, estas soluciones digitales permiten, entre muchos otros resultados, eficientizar el gasto público, reducir el uso de papeles, hacer más transparentes las gestiones, medir trazabilidad en el tiempo e incentivar la participación ciudadana.

En la Argentina, Buenos Aires y Córdoba son las dos provincias donde se encuentran los centros tecnológicos más importantes. De hecho, la capital del país ha sido premiada en el evento internacional más importante de Smart Cities por su Plan de Gestión de Residuos -el cual se viene implementando desde el 2012-, por promover la reducción de residuos, fomentar la recogida selectiva y reducir la cantidad de basura que llega a los vertederos locales.

tecnología y mujeres

Si bien el sector tech es una de las áreas que piensa de cara a las nuevas generaciones, este rubro es uno de los tantos otros donde la brecha de género está muy acentuada. Según el primer mapeo nacional, “Qué tan inclusivo es el ecosistema tech”, el estudio realizado por la organización Mujeres en Tecnología (MET) manifestó que el 70% de las mujeres, personas no binarias y mujeres y hombres transexuales han sentido un trato diferencial en el ámbito de trabajo por su identidad de género.

Según este informe, “la vulnerabilidad de las mujeres e identidades de género que se desempeñan en roles tecnológicos es mucho más que una sensación: se compone de una variedad de situaciones cotidianas de hostilidad, discriminación y violencia atribuibles a su identidad de género y /u orientación sexual”. De las personas encuestadas, el 50% ha pasado por situaciones de incomodidad, bullying y acoso; el 43% dijo atravesar situaciones ligadas a la comunicación como interrupciones o exclusión en conversaciones informales. Además, entre el 48 y 49% de los participantes manifestaron que sintieron bajo reconocimiento de logros profesionales y la asignación de tareas no asociadas al rol desempeñado.

Por otra parte, según el reporte de género de Capital Emprendedor, “en Argentina, de las startups que recibieron inversión de capital emprendedor o semilla durante 2019, sólo el 2,7 por ciento correspondió a equipos conformados íntegramente por mujeres”.

Sin embargo, las GovTech están trayendo consigo propuestas de carácter inclusivo en el sector para generar espacios donde se incentive y promueva, poco a poco, la igualdad.

Dentro de la investigación realizada por MET, el 59% de las personas encuestadas, las cuales trabajan en compañías que promueven la diversidad, perciben que se han logrado cambios positivos gracias a la iniciativa de la empresa.

Por ejemplo, uno de los grandes proyectos que apunta a terminar con la segregación horizontal de género es el programa We Start. Creado por la Asociación Mujeres en Tecnología, la Asociación de Emprendedores Tecnológicos, La Incubadora Feminista Latinoamericana y la consultora E-Genero, Diversidad e Innovación, la primera Incubadora de Género trabaja para potenciar mujeres en el sector y así acompañar y desarrollar la cultura emprendedora entre aquellas quienes estudien o hayan egresado de carreras de tecnología.

Por otro lado, desde el gobierno de Córdoba, en conjunto con los Ministerios de la Mujer y de Ciencia y Tecnología, impulsaron el Espacio Mujeres Tec, para incentivar el espíritu emprendedor y reducir la brecha de género. Este espacio funciona en la misma sala que otros proyectos de pre- incubación como We Start, TecnoFem y ABC Digital. Tal es la iniciativa por parte de estas instituciones que dicho edificio de trabajo está conformado por salas con cunas y espacios pensados para que puedan acudir niños de hasta diez años para que la crianza y tareas de cuidado “no signifiquen un obstáculo para el desarrollo profesional”.

“Me gusta estar consciente de que las mujeres podemos transformar espacios, desde lo individual hasta lo grupal acompañada por un gran grupo de personas que siguen el mismo propósito. Me enorgullece ser una joven emprendedora que tiene la posibilidad de incursionar e innovar en un sector tan importante como lo es la educación”,

María Agustina Ibañez, Cofundadora de Evaluados, una empresa de tecnología para la educación enfocada en los nuevos paradigmas y necesidades del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Según un reporte del Observatorio Permanente de Software y Servicios Informáticos (Opssi) destacado por CorLab, el Laboratorio de Innovación Pública y Social de Córdoba, la participación de las mujeres en la industria se duplicó en los últimos 15 años y llegarán a ocupar el 40% de los empleos en el año 2024 de mantenerse la tendencia actual.

Si bien todo cambio cultural lleva tiempo, las GovTech están abordando tanto las problemáticas que incumben a las nuevas generaciones al mismo tiempo que las incluyen en el sector adoptando políticas y prácticas que transformen la situación actual.

“Construir un ecosistema inclusivo, será posible si destinamos los recursos necesarios para la acción. Iniciativas de esta naturaleza y alcance requieren de compromisos, alianzas y esfuerzos intersectoriales, así como de políticas claras y sostenidas de inversión”.

MET – MUJERES EN TECNOLOGÍA
+ publicaciones

Licenciada en Periodismo. Argentina del sur de Buenos Aires. Escribo sobre mi país y su gente. Matera en exceso.

Share:

Deja un comentario

Ir al contenido